El caso de Fernando Bouffard: volver a ver

Hoy hablamos del caso del Dr. Fernando Bouffard que perdió la visión, a los 65 años, tras sufrir un infarto cerebral justo cuando le estaban operando del corazón.

El caso de Fernando Bouffard
Fotografía de Magazine Digital

Su diagnóstico fue concluyente, ceguera cortical irreversible, pero gracias a la realización de diversas terapias y ejercicios visuales ha conseguido volver a ver, aunque de forma limitada.

Cuando se sufre una lesión cerebral, ciertas funciones del cerebro quedan dañadas, como el habla o la ejecución de movimientos. No obstante, en muchos casos esas funciones se pueden llegar corregir, no en su totalidad, pero digamos que el cerebro se reconstruye para ejecutar estas funciones, a este proceso se le llama plasticidad.

Sin embargo, cada paciente sufre una lesión neurológica diferente, por lo que es difícil realizar terapias que beneficien a muchos pacientes, aunque se están desarrollando metodologías sobre cómo rehabilitarlos dependiendo de cada caso.

En el caso de Bouffard, su recuperación fue extraordinaria, puesto que tenía prácticamente destruida las áreas del cerebro donde se recoge y procesa la información visual. Parte de su dinámica de ejercicios se basaba en visualizar e imaginar situaciones, cosas y objetos, además llevaba a cabo ejercicios de terapia visual, como dice Pilar Fita, la mujer de Fernando, “muy caseros, pero muchos y muy diferentes”.

Actualmente, Fernando realiza tareas de forma totalmente autónoma, como leer, ver la televisión, aunque tiene el campo visual limitado. Pilar Fita, anima a todo el mundo que esté pasando por esta situación que “no se resignen, que prueben y hagan cosas”.

Su cerebro se reorganizó para ver de nuevo

Lo más asombroso de este caso y lo que lo hace único, es la forma en la que el cerebro de Fernando reestructuró su cerebro para “volver a ver”, un caso tan insólito que hasta ha sido estudiado en Harvard por el neurocientífico español, Pascual Leone, además de otros neurólogos.

Fernando estuvo haciendo ejercicios visuales, quizás sin saber directamente que estaba haciendo terapia visual. Pero fue su motivación y su constancia lo que realmente le hizo “ver de nuevo”, por lo que nunca debemos de perder la esperanza.

El reto es difícil pero no imposible

 

pilar-vergara

Pilar Vergara es Óptico-Optometrista especializada en desarrollo y visuocognición, Fellow C.O.V.D. y lleva 30 años dedicados a éste campo

4 comments

  1. Hola Dra. Muchas gracias por su tiempo y por este espacio dedicado a nosotros la gente comun en busca de ayuda profesional.

    Le explico mi caso: Sufro de Astigmatismo e hipermetropia, Tengo 27 Años y siempre tuve problemas visuales, hasta la edad de 21 utilice por primera vez gafas. Siempre he querido tener una vision normal y buena, hace unos meses me propuse mandarme operar por lasik y cuando por fin me sentia cerca de mi objetivo, saltaron varios inconvenientes, primero me detectaron ambliopia en mi ojo derecho, donde me informan que veo el 20% por ese ojo, y 30% por el izquierdo. Yo informe a la clinica, que sentidia a veces que se me torcia el ojo perezoso pero algo muy ocasional e imperceptible, despues de haber informado esto, la clinica me remitio a un estrabologo donde me diagnosticaron microtropia congenita. Debido a esto la clinica se abstuvo de realizarme la cirugia lasik, comunicandome que de hacerlo podria quedar viendo doble. Por tal motivo les dije que si hay algun tratamiento para corregir esto, y asi poder realizarme la cirugia con lasik, a lo que ellos proponen un tratamiento de suministrar unas gotas en uno de los ojos para saber poder saber mi astigmatismo exactamente de cuanto es y luego recetar progresivamente formulas de anteojo, las cuales se me iran cambiando conforme vaya progresando durante unos 8 meses, pues segun entendido mi formula a de ser bastante alta. Este tratamiento aparentemente corregira mi estrabimo leve y asi podre al fin realizarme la cirugia lasik.

    Quisiera saber su opinion experta al respecto, adicionalmente, he investigado y he leido de casos en los que tanto el estrabismo como el ojo perezoso puede ser curado parchando el ojo dominante, y ejercitando el ojo perezoso por medio de video juegos donde se necesite coordinacion. Cree usted que esto sea verdadero, ha sido testigo de algun caso similar al mio? o de algun caso donde usted haya confirmado alguna de esas teorias?

    Nuevamente le agradezco su atencion y tiempo. Quedando atento a su opinion.

    Dios la bendiga.

    Gracias!

    Responder
    1. Buenos días amigo,

      El estrabismo y la ambliopía es una de los campos principales de mi trabajo, de hecho estoy a punto de publicar un nuevo libro sobre el tema, a nivel divulgativo.

      Si no hay patología, que por lo que dices asumo que no, necesitas a un optometrista especializado en terapia visual para estrabismos.
      Se trata de una adaptación neurológica que ha hecho tu cerebro y no ha aprendido a usar los dos ojos mejor pero eso se puede aprender en muchos casos. No te recomiendo que lo hagas tu solo, puede ser peligroso y acabar con una diplopía, tampoco estoy de acuerdo con el tratamiento oftalmológico propuesto.
      Primero hay que hacer una evaluación binocular muy detallada y luego un tratamiento para seguir en consulta y en casa, ¿en qué país vives?
      Un saludo y feliz año

      Responder
  2. Buenas noches Dra. tengo una niña de trece años, que sufrio un accidente donde se golpeo su cabeza en un tobogan acuatico, quedandole el lado izquierdo paralizado. De eso ya han paso cinco meses donde ella se a venido desarrollando muy bien con las terapias, en estos momentos se encuentra caminando con andadera gracias a Dios. Mi angustia es que el golpe parece afectarle los campos visuales, este resultado se debe a examenes que le han realizado de la vista. quisiera aprovechar de preguntarle que tipo de terapia visual se debe realizar en este caso y sobre todo que posibilidades tiene de ver ya que he escuchado que el cerebro se recostruye y que ella al ser joven tiene muchas ventajas. gracias

    Responder
    1. Buenas noches Mary.
      ¿Dónde vive usted?
      Sería importante que su hija sea evaluada por un optometrista especializado en traumatismos craneoencefálicos.

      Responder

Deja un comentario